En nuestra residencia de estudiantes en Sevilla -Universitaria Cartuja-, encontrarás tranquilidad, comodidad y el entorno ideal para estudiar y disfrutar.

Trucos para estudiar mejor y aprobar exámenes [Parte I]

Trucos para estudiar mejor

Cuando buscamos trucos para estudiar mejor, la mayoría de los artículos repiten el mismo viejo consejo: crear un programa de estudio, revisarlo con frecuencia, dormir lo suficiente, y así sucesivamente.

Ahora que sabemos que consejos como estos seguramente son efectivos para ayudar a alcanzar tus objetivos, vamos a ir un paso más allá. Vamos a darte consejos que no son tan comunes, pero que te ayudarán a a hora de estudiar.

6 Trucos para estudiar mejor

1. Combina varias fuentes + tu propio punto de vista
En términos generales, los estudiantes buscan apuntes buenos y fiables (ya sea de compañeros de clase, libros, internet u otros recursos) y creen que esto es suficiente.

Este enfoque puede ser exitoso, pero para sobresalir, es mejor comparar varias fuentes (libros, presentaciones, videos, etc.) y combinarlas creando tu propio material de estudio.

Al hacer esto, puedes asegurarte de que tu material de estudio no permanezca estático , sino que mejore continuamente. Si encuentras algo nuevo o interesante relacionado con el tema, agrégalo.

Esto ayudará a profundizar tu comprensión del problema ya que habrás examinado varios puntos de vista.

2. Mide tu progreso desde el primer día
No es nada nuevo para los estudiantes simular un entorno de prueba y crear o participar en pruebas para ver cuánto saben sobre un tema. Sin embargo, la mayoría de los estudiantes se ponen a prueba así cuando ya es demasiado tarde y los exámenes ya se están acercando.

La solución es hacer pequeñas pruebas regularmente desde el principio . Si puedes hacer un hábito de esto e incorporarlo a tu rutina de estudio, entonces tendrás una idea mucho más clara de cómo progresas y de las áreas en las que podrías necesitar mejorar. Esto no solo te ayudará a retener información durante más tiempo, sino que también reducirá tus niveles de estrés y te preparará para un entorno tipo examen.

3. Estudiar con tu inteligencia emocional
En muchos casos, lo que realmente distingue a los estudiantes más sobresalientes no es su inteligencia académica sino su inteligencia emocional. Bueno, la inteligencia emocional se relaciona con tu capacidad para mantenerte motivado y enfrentar situaciones estresantes.

La investigación realizada por la Universidad de Stanford descubrió que el cociente emocional de los estudiantes (su EQ) era en realidad un mejor predictor de éxito que su cociente de inteligencia (IQ) . La forma en que se desempeña con el tiempo básicamente se reduce a si tienes una mentalidad fija o una mentalidad de crecimiento. Aquellos con una mentalidad fija se enfocan en los problemas y se sienten abrumados, mientras que aquellos con una mentalidad de crecimiento aceptan los desafíos y los tratan como una oportunidad de aprender algo nuevo.
Una buena estrategia para desarrollar una mentalidad de crecimiento es satisfacer tus necesidades de aprendizaje de frente. Trata de no considerar el estudio simplemente como parte de la preparación del examen, ya que esto pone el énfasis en ser examinado en lugar de adquirir conocimiento. Si te enfocas en aprender en lugar de concentrarte, tu comprensión de un tema y tu habilidad para recordar información más tarde será mucho mejor. Así que aborda tus estudios de una manera positiva viendo el aprendizaje y el conocimiento como fines valiosos en sí mismos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.